De cómo comenzó a gustarme la aviación

Mi amiga @m471c4 me preguntaba hace poco tiempo vía Formspring (pregunten!) de dónde surgió mi afición a los aviones. Yo a cada rato digo que me gustan, pero creo que nunca he dicho bien por qué.

Veamos.

Yo desde que nací tuve una pequeña -jojooojo </Carlitox>- dificultad visual, y supongo que en aras de estimular mi visión, mi familia me trataba de mostrar muchas cosas para que fuese viendo y desarrollara mi vista. Una de esas cosas -gracias a mis tíos- era ir al aeropuerto a ver aviones.

La ciudad en donde vivo es muy particular puesto que su aeropuerto posee una de las aproximaciones más peligrosas en el país — su pista es muy corta, justo detrás del final está una avenida y un complejo deportivo y la ciudad está rodeada de montañas. Es decir, si te equivocas y no corriges rápido…  di chao. Eso, sin embargo, no evitaba que a principios de los 90 volaran frecuentemente aviones jet de entre 150 a 200 pasajeros. Una hazaña en si misma, que a mi me llamó la atención, quién sabe por qué.

Siempre quería verlos, me encantaba escuchar cuando encendían los motores, cuando retrocedían desde el terminal hacia la pista (y el sonido de los motores de un 727 es imponente… más de una vez nos tocó en clases detenernos a esperar a que terminara de despegar para poder seguir escuchando), la capacidad de un objeto enorme y lento (en la pista, claro está) de simplemente alzar vuelo cuando le daba la gana, sin estar atado al piso o a nada, e ir adonde fuese. En mi mente, yo quería volar uno de esos. No volar en uno, sino llevarlo yo adonde quisiera.

De niño yo no dibujaba casas, o barcos, o árboles… no, yo dibujaba el que hoy por hoy es mi avión favorito:

La elección de la foto no es casualidad. Yo tendría unos 3-4 años cuando esto, y por tanto, aún no sabía leer. Sin embargo, yo era -y sigo siendo, para mi fortuna unas veces, desgracia para otras- muy curioso, y noté que de alguna manera, al lado del avión decía “algo”. Yo, repito, no sabía leer, pero sabía perfectamente que, ese símbolo que estaba pintado decía “Avensa” y por tanto, la primera palabra que “leí” no fue mamá, o papá, sino esa. Avensa. (Y no es casualidad la elección de la foto también porque Airliners.net requiere que uno pida permiso para usar sus fotos, y yo ya había pedido permiso para usar esta, jeje.)

En un vuelo, una de las aeromozas -algo típico en ese entonces- me ofreció entrar en la cabina. El piloto y el copiloto estaban ya sentados y me saludaron, mostrándome los instrumentos y esas cosas. El piloto me pregunta que si pudiese estar sentado en alguno de esos asientos, que si estaría sentado en la del copiloto. Yo, sin mucho tacto, le dije que no, que en ese (el de él). Imagino que al copiloto no le hizo mucha gracia, pero después de todo, eso era lo él que también quería.

De eso me acuerdo como si fuese ayer, y ese día, sin más, comencé la afición que hoy en día todavía me impulsa. Tanto es así -y ya lo he dicho en este sitio: #09- que hasta el olor a combustible de aviación quemado me fascina. (Sí, soy extraño, no me lo tienen que decir.) Desgraciadamente, mis circunstancias de vida me impiden -por ahora- llevar a cabo ese sueño. Pero, unos cuantos años después de ese día, ocurrió algo que,  de cierta manera, me ayudó a cumplir con parte de eso.

En una mudanza, recuerdo que mi papá llevó a la casa una computadora. Esta, a diferencia de la que teníamos antes (no sé a estas alturas si esa era prestada o era nuestra) tenía monitor a color, y uno de los juegos que tenía instalado fue Flight Simulator 5. Una noche, vi a mi papá probándolo, y le pedí que me dejara volar. Grave error, jeje.

De ahí en adelante, y cuando recién tuvimos internet en mi casa (o en un cyber cerca… con disquetes! #caelacedula) vi que había una comunidad online que permitía descargar aviones para el simulador. Horas y horas fueron gastadas conectado a internet bajando -en una conexión telefónica, ni más ni menos- cuanto avión conseguí.

Apenas salía una versión nueva del simulador, buscaba cómo tenerla. De la 5 en adelante, probé todos los simuladores de la línea de Flight Simulator (actualmente uso FSX).

He acá la historia del simulador desde sus inicios:

He descargado quién sabe cuántos GB de aviones, escenarios, pinturas; aprendí cómo repintar aviones, la terminología aérea, cuantos datos útiles e inútiles pueda sobre aviación… de todo. De hecho, yo quería estudiar ingeniería aeronáutica, o en dicho caso, ser piloto comercial, pero la primera opción quedó descartada porque acá sólo la da el ejercito (no en mi ciudad pues), y la segunda, (y casi la misma razón de la primera) por la mala vista que tengo.

He aprendido a volar aviones pequeños, medianos, grandes, helicópteros, planeadores… entiendo la dinámica del vuelo, de por qué un avión se eleva en el aire, de las cosas buenas (y malas) que pueden sucederle a un avión mientras surca los cielos… Muchas de esas cosas, gracias al simulador, y otras, gracias a la curiosidad innata que siempre me impulsa.

No contento con eso, comencé a probar vuelos en formación… ciertamente una de las tareas más exigentes y difíciles en el vuelo, detrás de aterrizar en portaaviones (también lo he hecho) y repostar combustible en pleno vuelo (esto último no mucho… FSX, por ser un simulador de aviones comerciales. no cuenta con dicha capacidad; aunque sí puede hacerlo a través de agregados externos).

Aunque es altamanente complicado dado que yo hago los vuelos en formación grabándome a mi mismo (y por ende, mi competencia soy yo) ahí vamos… la meta, al final, es algo como esto:

Lo que llevo, es esto:

Volando solo en un L-39C

2 L-39C en práctica - #1

2 L-39C en práctica - #2

2 F-16D en taxeo para practicar

Volando en formación - 3 Baron 58 + Extra 300 (Camarógrafo)

Volando en formación - Puesto #2 de L-39C

Tarde o temprano yo sé que lograré llegar a volar; ya no es cuestión de sí o no, sino de cuándo.

Anuncios

Un comentario en “De cómo comenzó a gustarme la aviación

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s