Darkest Hour

La música en mis audífonos evita que piense demasiado.

Sí, hasta ahora parece ser lo único que calma mis neuronas. Igual recaeré tarde o temprano, lo sé.

Aún no logro salir del túnel; a mi alrededor veo los árboles que sirven de paredes. Son demasiado frondosos, y aunque a veces puedo ver la luz del sol que parece no existir pasar a través de las ramas, la mayoría del tiempo me dejan en total oscuridad.

I'M GOING TO A RIVER

Mi brújula gira incesantemente, burlándose de mi ya pésimo sentido de la dirección; igual perdí mi mapa ya hace tiempo, así que ¿para qué me sería útil saber dónde está el norte? – realmente no sé ya hace cuánto tiempo. O quizás sí lo sé, pero mi mente, saturada ya, procura bloquearlo para ayudarme a mantener la poca sanidad mental que me queda.

La detesto.

La canción cambia sin darme cuenta. Escucho su ritmo casi sin pensar (lo que significa que está haciendo bien su trabajo), pero el sonido se torna lejano, a pesar de no poder tenerlo humanamente mas cerca de mis oidos. Eso no es bueno; ya veo las ideas, tornando su sucio e irónico rostro hacia mi. Se acercan, al verme desprotegido. Huiría, como suelo hacerlo, pero ¿de qué sirve? ¿Pelearé contra ellas, entonces?

some time ago

Miro de nuevo los árboles a mi alrededor. Y la visión ante mis ojos ya no me sorprende. También tienen rostros.

Rostros que reconozco.

La música en mis oidos ya dejó paso al silencio hace rato – eso significa que ya no sólo puedo verlos, sino que también escucho sus voces. También las reconozco. Procuro sin embargo no escuchar las palabras; los rostros son amigables, pero las palabras son vacías — promesas, palabras de aliento, muestras de afecto. Todas dichas por decir. ¿Acaso mi desconfianza se ha vuelto ya tan grande?

Sólo hay una forma de averiguarlo.

Mis labios, inertes hasta ahora, toman su tiempo para dejar salir una sola palabra. Después de todo, hace tiempo ya -junto con mi lengua- que se cansaron de trabajar para darse cuenta que lo que hacían era inútil: podían hablar mucho, poco o nada, pero igual las palabras parecían estar siempre en otro idioma. Uno que yo sólo hablo y entiendo.

A pesar de eso…

“Hola”.

Sin prisa y de la misma forma que mis labios, un rostro cercano se torna hacia mi. Mis ojos, ya acostumbrados a la oscuridad, no tardan mucho en reconocerla.

Y de repente…

“Hola”, responde también. Eso me sorprende, a la vez que aumenta mi desconfianza.

¿Obtendré de nuevo el mismo resultado de siempre?

Los rostros de mis ideas, ya cercanos, se tornan agresivos. Saben que sigo desarmado, y que pueden atacarme cuando quieran. A pesar de ello, mantienen su distancia, aunque están mucho más cerca que antes, desafiándome.

“¿Cómo estás?”

El rostro habla de nuevo. La misma pregunta vacía de siempre. Cuántas personas preguntan esto sin realmente estar interesados en la respuesta.

“Bien”, miento. Ya estoy acostumbrado. ¿Se dará cuenta de mi mentira?

“Ah, me alegro”. No, no lo hizo. Y me devuelve a la realidad. Nunca lo hará.

Love Of Mine;

Mis ideas finalmente ven su oportunidad y apuntan sus armas hacia mi. Una tras otra hacen impacto en sus distintos objetivos y me destajan poco a poco, cortando primero la ropa, que cae en jirones sobre el suelo. Me doy cuenta ante esto que los rostros, que antes se limitaban a observarme apenas, lentamente me dan la espalda, uno tras otro.

Ya entiendo…

Tras dejarme aun mas indefenso, comienzan a cortar piel y carne sin distinción. La sangre comienza a fluir, rompiendo la monotonía de la oscuridad y tornándola escarlata, brillando a pesar de la falta de luz. Ni siquiera siento el dolor que se supone debería sentir cuando se es cortado en mil pedazos. Los veo caer, lentamente, en el mismo sitio donde se reune ya gran parte de mi sangre, hasta que por último, todo es oscuridad…

つづく

Anuncios

Un comentario en “Darkest Hour

  1. … y aun en la oscuridad habitan cosas desconocidas, la oscuridad no esta vacia despues de todo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s