Vivir la vida en cada respiro

Y de repente este cursor me desafia de nuevo a escribir, pero mi mente se encuentra vacía, agotada de tanto pensar.
Tanto ha ocurrido en tan poco tiempo, que me siento emocionalmente agotado (no confundir con emo. Gracias, la gerencia).
En poco menos de un mes, terminé y reanudé una amistad importante (…), estudié para el equivalente a 2 meses en nomás una semana, salí bien en algunas cosas, mal en otras, me entretuve mucho unas veces (algunas de esas gracias a Super Smash), me arreché demasiado en otras y nomás me queda esperar terminar definitivamente este semestre, con unos parciales que me quedan.

Pero honestamente, estoy cansado. Quiero vacaciones del mundo.
Me encantaría poder agarrar mi guitarra, y aprender definitvamente a tocar (unas canciones -particularmente unas de Opeth que mantienen mi cerebro en una especie de loop infinito- me inspiran a hacerlo), comenzar a cuidar un poco más de mi mismo y ponerme en forma (y recordando algo que posteé en mi antiguo blog: no, redondo ya no es una forma aceptable — por mucho que los del blog LUCCAS opinen lo contrario…), o retomar kung fu y japonés, cosas que me harían bastante bien (especialmente lo último, con el viaje que se avecina – más acerca de eso en otro post), pero…
Siempre está eso del tiempo.

Son 86400 segundos diarios (sí, los conté :P), y uno gasta 28800 (o debería gastar) nomás en dormir. Eso deja 57600 segundos “libres”. Pero ya va… entran ahora los deberes diarios: entre levantarse, tomar una ducha, desayunar (si es que se desayuna…), se va mínimo una hora –es decir, 3600 segundos– y en mi caso particular, salir de mi casa, tomar el trole, luego la buseta, y llegar a la facultad, una hora más. Ya llevamos 50400 segundos disponibles. Toca entonces entrar a clase, lo cual –considerando el día promedio de mi horario actual– usa 4 horas. (Sin contar lo que me toque usar para estudiar entre esas horas y las 6 p.m.)

La cuenta va en 36000. Pero, uh-oh… el trabajo.
Yo trabajo actualmente bajo horario flexible (es decir, si voy, me pagan, si no, no. Simple, right?), pero cuando voy, me toca quedarme hasta las 6 p.m + el tiempo que le tome a mis tíos volver a casa (para regresar yo con ellos), lo que me deja 36000 – (14400 + 1200 aproximadamente) = 20400 segundos. Y como no había contado la hora que me toma llegar a mi casa, luego la media hora para comer y otra media para ir al trabajo, eso quita 7200 segundos más. Y quedamos en 13200.

Eso es poco más de 3 horas y media. O_O (3 horas, 40 minutos, para ser exacto).
Meter lo que me quede por hacer en la facultad + hablar con los panas + distraerme un rato + seguir con japonés / kung fu + tocar guitarra en 13200 segundos = X_X.

Si alguien logra un plan para eso, que por favor me lo diga. Honestamente, me hace falta.
No recuerdo porqué, pero pensando en esto, me vino a la mente una frase -la cual le da ahora el título a mi post- que escuché en una película que me gusta mucho: To live life in every breath…” -Katsumoto. “The Last Samurai”. (“Vivir la vida en cada respiro…” -Katsumoto en “El Último Samurai”.)
Maybe that’s what it takes…

P.D.: Ah, y en este post quizás gasté unos 2634 segundos. 😛

Anuncios

4 comentarios en “Vivir la vida en cada respiro

  1. Es verdad a veces pensamos que el tiemo no alcanza para nada y sin darnos cuenta la vida se nos va en un respiro como dices tu, asi que a pensar menos y disfrutar mas.

  2. O_o
    Gracias a Dios que no tengo tiempo de contar los segundos porque me daría cuenta que malgasto TANTOS…
    Y lo peor es que a veces usamos todos los segundos del día y no hacemos lo que queremos… Si fuera por mi me sentaría a escribir un libro, o me fuera a turistear por el país… 😀
    O tocar mi guitarra, escribir canciones… u_u
    y otra vez me doy cuenta que mi rutina me tiene los segundos contados…

    “Saludos Monocromáticos”

  3. “Es la especie que nos une, un salto mortal, para que la vida continúe en muchas sumas de placer…Y que dure lo, que dure lo real, y que dure lo que dure…la ficción” Cerati

    D1m1: I was kinda wondering when you’d comment around here…
    And now I’m glad that you showed up. (Or am I…? :P)
    Kisses and cookies from this side of the keyboard.
    (I know how it sounds, just thought it would be… appropiate.)

  4. Pingback: Actualización - (not) waiting for you « Aletazos de D1m1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s