De nuevo en casa, parte 1.

Buenas tardes, estimados lectores de este recuento periódico por internet (léase: blog)… y… bah, ni yo me creo la seriedad de cómo empezó esto so… ¡Finalmente! Después de una semana de vacaciones -o realmente, de agregado a las ya existentes- llegamos de Aruba ayer… Fue una de las mejores vacaciones (si no la mejor) que he tenido; a mi que no me gusta tanto la playa (y paradójicamente, me encanta el agua… Piscis tenía que ser) me fascinó esta vez, y eso que llovió durante gran parte de nuestra estadía allá, y el agua estaba demasiado fría, igual no me importó.

 

Ahora, un recuento de lo que ocurrió, según me vaya acordando.

El lunes, después de un ligero atraso en el vuelo (aduana, cambios del terminal nacional al internacional, etc.) llegamos a Aruba como a las 3:30 p.m. Luego de pasar por la aduana de allá, buscamos nuestro equipaje y salimos a encontrar taxi. Tuvimos que tomar 3 de estos porque no había forma de que 13 personas cupieran en un carro diseñado para 4 (5 con el/la conductor/a, obviamente) o para 6, en el caso de las minivans.

 

Llegamos al hotel luego de unos 20 minutos, y entre los trámites de las reservaciones, asignar los cuartos y eso, tardamos como 20 minutos más. Claro, llegamos agotados (por alguna razón extraña, así no estemos volando nosotros directamente, igual cansa, no sé porqué) pero aún así, mis primos querían meterse de una vez a la piscina, y claro, se molestaron porque ninguno de nosotros estuvo de acuerdo.  Anyway, luego de instalarnos en nuestras respectivas habitaciones (la de mis papás quedó adyacente a la de mis hermanos y yo), descansamos un rato y decidimos ir a comer en Tony Roma’s, que quedaba a no más de unos 200 metros del hotel.

 

Ah, como nota aparte, en el hotel que nos quedamos (el Holiday Inn Aruba Sunspree Resort & Casino), teníamos todo súper cerca, lo que hacía fácil el poder escoger dónde íbamos a comer y cosas así, claro, de no ser por la intervención (¿o debería decir, interrupción?) de los enanos, o sea, mis primos y los primos de ellos…

 

Bueno, ya en Tony Roma’s, comimos como si no hubiésemos comido en años (jeje, y tal) y optamos por ver los recuerdos y las demás cosas que habían por ahí. Luego de eso, regresamos al hotel –a eso de las 9, si mal no recuerdo- y ya después fue vaguear, ver tele (jeje, allá sólo se ven dos canales nacionales, RCTV y Venevisión en los que –por supuesto- entraron en cadena por lo menos 2 veces; de resto era Discovery, ABC, NBC, TBS, etc.) y dormir, preparándonos para el día siguiente, el cual pondré en otra entrada como pa’ que se entienda mejor… wow, un solo día en una sola entrada.

 

Ah, se me olvidaba, las fotos las pongo cuando ya estén organizadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s